•  
  •  

¡Buen día a tod@s!

"El Señor ha oído mi ruego, la voz de mi lloro"

Pasa un tiempo en comunión con Dios. Derrama tus preocupaciones con sinceridad y verás cómo cambia la perspectiva de las cosas. Las cargas pesadas son quitadas, la aridez se refresca, todo se aclara, nuestra alma se fortalece y nuestros pies se afirman. La debilidad se aleja y su poder se perfecciona en nosotros.

¡A por hoy abriendo nuestros corazones!

La liberación de Jesús

“El Espíritu del Señor está sobre mí… me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos”. (Lucas 4:18)

No sé si alguna vez has visitado una penitenciaria, o cárcel, la verdad es que se produce una extraña sensación cuando escuchas los cerrojos de las grandes puertas cerrarse tras de uno; los encarcelados dentro de esos muros quisieran ser liberados.

En el pasaje del Evangelio de Lucas 4 Jesús habla sobre libertar a los cautivos, citando al profeta Isaías, que hace referencia al ministerio que el Mesías llevaría a cabo. Más adelante dice: “Hoy se ha cumplido esta escritura…

Leer