•  
  •  

¡Buen día a tod@s!

"El Señor ha oído mi ruego, la voz de mi lloro"

Pasa un tiempo en comunión con Dios. Derrama tus preocupaciones con sinceridad y verás cómo cambia la perspectiva de las cosas. Las cargas pesadas son quitadas, la aridez se refresca, todo se aclara, nuestra alma se fortalece y nuestros pies se afirman. La debilidad se aleja y su poder se perfecciona en nosotros.

¡A por hoy abriendo nuestros corazones!

Mi lecho

En ocasiones el corazón es más profundo y oscuro de lo que pensaba, en ocasiones nos dejamos arrastrar allí, a ese lugar en el que no hay luz, y es prácticamente imposible salir. Algunos tenemos la habilidad de visitar este lugar más a menudo de lo que quisiéramos.

Estando allí, me sorprendí orando por la salvación de las almas en una reunión de oración y no tardaron en llegar los dardos a mi mente. ¿Crees que Dios puede salvar almas, pero a ti no te saca de aquí?  ¡Un momento!, ¿Qué es esto?, ¿A que me recuerdan estas palabras? “¿Quién puede…

Leer