•  
  •  

¡Buen día a tod@s!

"En tan poco tienes las consolaciones de Dios"

La palabra consolación significa "aliviar a alguien de una pena o aflicción" y estas deben ser dichas siempre con dulzura. En muchas ocasiones mi alma ha rehusado el consuelo del Señor, la pena era tan grande que no me dejaba escuchar su voz. Si Dios me hubiese gritado o hablado más fuerte... pero esa no es su forma de hacer. Su voz es un silbo apacible y delicado que llega hasta el alma. ¿Tienes en poco las consolaciones de Dios?

¡A por hoy siendo consolado!

El Dios de las segundas oportunidades

Si hay un libro de la Biblia y un personaje que siempre me ha llamado poderosamente la atención, es el de Jonás, su relación con Dios y su llamado.

De Jonás podemos decir que fue un profeta de Israel, el reino del norte, en una época oscura para aquellos que querían servir a Dios y hacer su voluntad. No obstante él ejercía su ministerio, "...conforme a la palabra del Señor Dios de Israel, la cual Él había hablado por su siervo Jonás...". (1 Reyes 14:25)

Como curiosidad, contrariamente a lo que pensaban los judíos en los tiempos de Jesús, cuando declaran que…

Leer


¿Que has aprendido de Jesús?

Todos conocemos la historia de Marta y María que se relata en Lucas 10:38-42. Quiero destacar varias virtudes de Marta, que habitualmente suelen pasar inadvertidas. Por ejemplo, fue Marta quien aparentemente invitó a Jesús a entrar en su casa y fue ella quien realizó las tareas importantes de la casa, con la única finalidad de cumplir con la conocida hospitalidad de medio oriente y atender al Maestro. Estas cosas no son malas ni condenables, por el contrario, se echa mucho en falta ese espíritu de solicitud y servicio actualmente, donde parece que los creyentes vamos a que nos lo den todo hecho y que sean otros los que…

Leer


Príncipes o siervos

“Vi siervos a caballo, y príncipes que andaban como siervos sobre la tierra”. (Eclesiastés 10:7)

Me llama la atención la forma de ser y actuar de la personas. Unas son de carácter abierto y otras son tímidas; unas son generosas y otras avaras; unas disfrutan de la compañía y otras prefieren estar solas. Pero sobre todo me llama mucho la atención aquellos que se sienten superiores o inferiores a los demás. Algunos va andando por la vida pidiendo perdón, excusándose continuamente y otros no saben lo que significa esa palabra. ¿A que se deben estas diferencias? ¿Es la educación recibida? ¿La…

Leer