•  
  •  

¡Buen día a tod@s!

"Así ha dicho Jehová de los ejércitos"

Es bueno que te examines para saber si estás andando por el camino correcto. Es muy fácil desviarse a derecha o izquierda sin darse cuenta. Los golpes de la vida también te frenan y ya no andas tan rápido. Por eso el Señor te invita a que medites en tus caminos para ver si son sus caminos. La meditación necesita tiempo, invierte en ello y ganarás tiempo para la eternidad.

¡A por hoy volviendo al camino!
  • ¡Buen día a tod@s!

  • 26/10/2021

A
sí ha dicho Jehová de los ejércitos

“Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Meditad sobre vuestros caminos”. (Hageo 1:7)


Es bueno que te examines para saber si estás andando por el camino correcto. Es muy fácil desviarse a derecha o izquierda sin darse cuenta. Los golpes de la vida también te frenan y ya no andas tan rápido. Por eso el Señor te invita a que medites en tus caminos para ver si son sus caminos. La meditación necesita tiempo, invierte en ello y ganarás tiempo para la eternidad.

¡A por hoy volviendo al camino!


  • ¡Buen día a tod@s!

  • 25/10/2021

A
yunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios

“Ayunamos, pues, y pedimos a nuestro Dios sobre esto, y Él nos fue propicio”. (Esdras 8:23)


Cuantas veces no encontramos en situaciones que no tienen salida. Entonces vienen las dudas y no sabemos que hacer. Frente a un problema la mejor manera de solucionarlo es orar a nuestro santo Dios. Apártate pues y ábrele la necesidad al Señor. La propiciación no es solo un concepto, es la realidad de que Dios siempre está ahí cuando lo necesitas y abre una puerta de salida.

¡A por hoy siendo ayudado!


  • ¡Buen día a tod@s!

  • 24/10/2021

E
l Dios de los cielos nos prosperará

“El Dios de los cielos nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos”. (Nehemías 2:20)


Crees que Dios hará prosperar tu camino y que así sea. Pero ¿te has levantado? ¿Estás edificando? Cuando Dios habló con su siervo Josué le prometió prosperidad bajo la condición de no apartarse de la Ley de Dios ni de día ni de noche. Dios te da la promesa, pero tú debes dar el primer paso de fe para que su Palabra se cumpla. Es un pacto bilateral, no te pares y alcanzarás la bendición.

¡A por hoy edificando!